miércoles, 25 de junio de 2008

DEBÍO SER ANTES


Debió de ser antes,

bastante antes de que los sentimientos

recién descubiertos,

aún envueltos en la ingenuidad,

invadieran las calles

tras las banderas de una utopía idealizada;

antes de que gritáramos

llamando a sumarse a todas las insurrecciones

corriendo delante de lo establecido

hasta hacerlo retroceder.



Mucho antes

de que los primeros desencuentros

saquearan mi corazón,

de las primeras trepanaciones del alma,

de que encendiera la gran hoguera

a la que arrojé todo lo que creí

nunca volver a echar en falta;

en ella ardieron los versos

que no te leí sentado en tu cama

y aquel juramento que te hice

de no contárselo jamás a nadie.




Muchísimo antes de que el último desliz

me obligara a inventar otra versión

por la que voy sorteando mi castigo

como un ciclista entre el tráfico un día de lluvia,

-la melancolía no embellece el alma

sólo empaña aún más la tristeza-.

Debió ser antes de que perdiera la cuenta

de las veces que me he mentido a mí mismo

y de que creara sólo para mí este placebo

que me levanta de la cama todas las mañanas,

-hay mañanas que hacen de noches-;

puesto en lista de espera todo aquello

a lo que nunca dediqué todo el tiempo

que hubiera deseado

como cuando me cogiste de la mano

para a escondidas llevarme al cuarto de los invitados.



Debió ser como dice mi doctor

que esta necedad parió conmigo,

que agarrándola como la hemos pillado a tiempo

con estas pastillas en cada comida

no sentiré más el paso del calor al frío,

ni nunca más dudaré por no saber que hacer

con un gorrión tullido

entre mis temblorosas manos;

ni me herirán más esas imágenes

de afilada blancura

detenidas en la cornisa de mis recuerdos,

hablándome con palabras exactas y frases

con las que entablo un careo

contra lo intangible, -frustrante monólogo

ante lo que no se puede ya cambiar-;

ni volveré a oír nunca más mi grito

llegar sólo hasta donde alcanza mi mirada.

4 comentarios:

Jokin Gonzalez dijo...

Eres mejor escritor que cocinero.Lo dice un tipo que todavía no te ha comido tu arte gastronómico,mientras queda pendiente tal encuentro en tu Restaurante solo puedo alegrarme por conocer tu actitud ante la vida.Zorionak por el Blog.Un abrazo

Anónimo dijo...

gracias jokin, no sé como agardecerte el empujon que me has dado...sobre todo a dinamizar ideas y proyectos que ya veras como salen

Venezia Lesseps dijo...

Oscar...y dices que estás comenzando el Blog¡¡¡ Esto está ya lleno. Bien hecho... y allí me tendrás en el Restaurante Alberdi para ver si eres tan buen cocinero como poeta.

Un beso, Oscar


Venezia Lesseps

oscar dijo...

VENEZZIA VENEZZIA... cuento los días que faltan para que te conozca y agradecerte como se , frente a un mesa y un plato tanto tiempo de poesia