martes, 7 de octubre de 2008

la estrella negra




foto rober barret



Esa estrella bajo cuyo signo nací

y que con su fulgor azul

creí hasta ahora señalaba el camino

que me dio por tomar

-el de vivir todos los días de mi vida-

lleva siglos extinta,

y su luz, sin cola ni cabeza,

viaja por el negro espacio

como un caballo desbocado invade una carretera;

con sus crines de cometa al aire

y en su espantosa mirada

clavado un aterrador miedo al dolor.

Desde que lo supe mi reflejo en los espejos

se ha tornado en una tenue sombra en movimiento

que se detiene en el marco de todas las puertas

sin saber como dar con la entrada o la salida.

Dudando de mi existencia me oculto

tras el irreflexivo natural instinto de supervivencia,

que me obliga a abandonar mi alma a los cuervos

y mis cenizas, las que fueron antes luz,

al viento.

9 comentarios:

Elisa dijo...

Me ha encantado Óscar. Me ha gustado la estela de esa estrella recorriendo cada verso hasta extinguir su luz. Las imágenes y las comparaciones, y ese tono perdedor. Me ha gustado aunque no me crea para nada que se acabó la luz.

Un saludo!

Tori Escalante dijo...

Oscar, la clasicas dudas existenciales

de todo ser inteligente plasmadas

con belleza y precision en un poema

muy reflexivo me identifico

con tu perenne desasosiego

fruto de tu compromiso

con tu entorno al que no le preocupa

su entorno ni siente ni padece ni puede

hacer poemas de esta sensibilidad,

mi felicitacion por tu excepcional poema,

un abrazo, Tori.

Pilar Morte dijo...

Oscura estrella que navega por el dolor. Espero que recuperes el camino de luz
Un abrazo
Pilar

venezia Lesseps dijo...

Querido amigo


Un poema muy racional, bien construido y con tu estética.
Para mi un buen poema inmerso en la valoración de la existencial o de la referencia existencial.

Repito, un buen poema


Un abrazo

Venezia

Victor Vergara Valencia dijo...

Me ha gustado mucho el poema. Es como un torcerse el destino. O el tropezarse a medio camino con una maldición. O el inesperado abandono de la guía y protección.
Yo he conocido a persnas cercanas que aseguran haberle ocurrido ésto, por tanto no me atrevo a poenerlo en duda.

Creas un ambiente particularmente misterioso y enigmático.
Mis mejores deseos.

Víctor


.

Selenia Folk dijo...

Siendo estrella vas dejando en la anchura del firmamento un sin fin de sensaciones. Por lo pronto, compartiendo esta poesía.


Saludos

Adrian Perez dijo...

Compañero Óscar, leo de nuevo este poema, ya te dije mi opinión sobre algunas cosas de consonancias y asonacias que quizá debas pulir un poco, en fin amigo, ya me dirás , es un placer pasar por tus versos, un abrazo.
Adrian

Mario Martinez Martinez dijo...

Un buen poema, amigo mío, unos versos que manejan esa certeza de que las estrellas que nos alumbran con su luz quizá lleven apagadas muchos lustros. Es algo realmente desasosegante. Un abrazo.
Mario.

Anónimo dijo...

Oscar cielo mio, cada vez que pasas tus sentimientos a una formula impresa, con la cual compartir un poco de ti con nosotros los pobres padecedores de la vida, haces que mi alma pierda por unos minutos la tristeza y la soledad que le invade y la llenas de luz gracias un muxito.