lunes, 15 de junio de 2009

como gaviota tierra adentro

esta afhoto lasacao doctor barret




Cuando te quedas en silencio me haces sentir

como una solitaria gaviota lejos del mar

a la que exclusivamente tu mirada,-que mis ojos buscan

con la misma ansiedad con que un perro travieso

te clava fijamente la suya esperando que le lances algo-,

es capaz de devolver la oceánica serenidad

del permanentemente invariable paisaje

como un arrugado papel de fumar, de las olas

en mitad de este inquietante y siempre impredecible mundo,

en el que la candidez sincera de mis sentimientos

de blancas plumas

son fácil diana para el dolor que aparece amenazador

como la oscura silueta de los árboles

saliendo de entre la niebla.

3 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

El silencio como agente desubicador tiene un poder que cala muy dentro.

Besotes
Marian

Anónimo dijo...

Este tenía truco, un truco muy trucado pero maravilloso: la magia siempre es bella; el silencio, sólo a veces.

Sigue sacando de esa fábrica de silencio tan bellas palabras!

Besos.

sedemiuqse dijo...

Precioso.
besos y amor
je