lunes, 17 de octubre de 2011

un par de dias malos





deje de beber por ella,


curiosamente

volvi a la bebida

tambien por ella.

solucion?

he vuelto con ella.

eso o hacerme marino,

con lo que tampoco habria salido de los bares.

el viernes me pillo con una birra.

de nada sirvio que la explicara

que no era mia.

en el cuello de la botella

habia restos de mi pintalabios.

me hizo una oferta que no pude rechazar.

ademas quiero mucho a mi burro

pura sangre

para despertarme una noche

con su cabeza cortada

metida en mi cama.

despues de esta amenaza velada

me senti tan tranquilo como en casa.

deje la birra en el suelo,

coji su mano

y nos fuimos a hacer niños

que donaremos para experimentos cientificos

o para alcaldes de bilbao