martes, 13 de octubre de 2009

estás muerta

foto del barret (quien sí no)







Estás muerta.

Dime entonces por qué cuando te miro veo un arbusto seco,

un retorcido y oscuro esqueleto sin hojas

que para mis labios, mi pene, mi lengua y mis manos

resulta tan real

pero al que mi alma no alcanza a acariciar.



Cierro los ojos y me vuelvo a preguntar sin resolver

que hago abrazado a ti.

Los abro y contemplo tu rostro con la misma absurda expresión

que tendría si estuviera definido por el marco de un retrato,

y es que cada nuevo beso a unos nuevos labios,

cada caricia a la que me abrazo en cada nuevo primer encuntro

con un nuevo cuerpo, con sus nuevas manos, con sus húmedas oquedades,

me resultan tan desconcertantes como una despedida

a la que ni la distancia de tu recuerdo evita la sensación

de pequeña traición, y aunque me esfuerce

no puedo conseguir rescatar algo

para que todo fuera como aquella otra vez, quizá la primera.



Por mi ya paso como el torrente irrepetible de un aguacero

que deja un pequeño meandro seco de arena y hojas,

aquella edad en la que vibraría febril con ojos de rana verde

y lengua dulce por la excitación

al verte bailar semidesnuda con tacones de aguja

sobre mis vinilos más valiosos.





Mis músculos han olvidado como sentir aquel dolor

y como buscaba remplazarlo con otro,

por ejemplo mordiéndome angustiado los nudillos.

Te juro que es imposible – y lo lamento- que vuelva a peder la razón.

Ahora sois sólo como la cerveza que se bebe el sepulturero

después de abrir un nuevo nicho.


3 comentarios:

EL DOCTOR BARRETT dijo...

Parece una premonición la palabra de verificación: exesess, o podría ser un archivo con virus incluido: sex.exe.

Aunque lo de los vinilos lo veo claro si mete la aguja con los de Torre Bruno, pero con los de Neil Young no, por favor.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Un gustazo, como siempre.

Te debo una llamada.

Besos
MArian

Anónimo dijo...

Con la sensibilidad que se desparrama a lo largo de todo el poema, vaya dos últimas líneas.

La comparación con un klinnex hubiera sido... casi parecida.